miércoles, 31 de mayo de 2017

Este blog lo rebautizó como Macri Videletti

Y ciertamente no íbamos descaminados.

La presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, criticó en términos de política de Derechos Humanos al presidente de Argentina, Mauricio Macri, y lo comparó con el fallecido dictador Jorge Rafael Videla.

"Si pudimos con Videla, vamos a poder con Macri", dijo la dirigente social este lunes mientras se encontraba en la Provincia de Tucumán en reunión con el gobernador peronista, Juan Manzur.

Asimismo, la presidenta de la asociación recordó que "cuando se quiso imponer el 2x1 (para condenados por delitos de lesa humanidad) hubo una reacción social muy grande y tuvieron que dar marcha atrás, con todo criterio".

Carlotto también consideró que "no se puede permitir que lo que ya está escrito, hecho, probado y comprobado se borre de un plumazo y la historia se repita, porque cuando no se castiga un delito, el delito vuelve".

La dirigente social sostiene que los logros obtenidos en Derechos Humanos durante los últimos años "fue un ejemplo para el mundo en la Argentina, donde se llegaron a hacer juicios por la verdad cuando había leyes de impunidad y luego juicios con condena en tribunales comunes, sin un tribunal especial para juzgar a los represores".

Según Carlotto el gobierno de Macri esta enviando a los condenados por delitos de lesa humanidad a la casa, a su domicilio, por ser viejitos. "Sí, son viejos, pero son peligrosísimos y mala gente, porque cometieron delitos de lesa humanidad y no merecen ningún tipo de prebenda o beneficio. Han mandado más de 300 ya a sus domicilios y vamos a ver si lo revertimos".

TeleSur

1 comentario:

Anónimo dijo...


A Macri lo obligan desde Washington porque el sistema no puede permitir que se castiguen sus sicarios o se le hace dificil reclutar nuevos criminales, todo basa en impunidad y en dinero.

Y recordemos que la dictadura argentina fue bendecida por el judio Henry Kissinger con aquellas palabras de: "maten todos los que tengan que matar pero matenlos rapido" y recordemos que por esa brillante frase se le otorgo un premio Nobel de la Paz.

Y a punto de emprender nuevas matanzas en America Latina los Estados Unidos debe ratificar la impunidad para los que asesinen o torturen o roben por encargo del sistema.