miércoles, 3 de mayo de 2017

Nadie le quita la pistola a un poli en EEUU

Bueno, ni en EE.UU. ni en otras dictaduras fascistas-"democráticas". La policía de Balch Springs (Texas) asesina a un joven negro de 15 años de un disparo en la cabeza. El autor del crimen sigue "vigilando" las calles con su pistola homicida.

En un primer momento los agentes dijeron que un vehículo intentó embestirlos, por lo que uno de los policías abrió fuego, pero ahora admiten que el vehículo iba en dirección opuesta. En el asiento del copiloto viajaba Jordan Edwards, que falleció por una herida mortal en la cabeza. Su hermano mayor y otros tres amigos fueron detenidos e interrogados.

El policía que disparó contra Edwards no ha sido arrestado ni se han presentado cargos contra él.


Por otra parte...

1 comentario:

Anónimo dijo...


Era un negrito y los racistas tiene derecho a matarlos "por accidente". En todo caso los judios de la Reserva Federal imprimen dos o tres millones de dolares y se lo regalan a la famlia para que se callen y lloren en silencio.

Cuando la poblacion vive en la miseria el dinero es todo. Habra gente que se alegrara que le mate un familiar para recibir dinero en un sacrificio por el bien familiar. La vida es dura.