martes, 23 de mayo de 2017

Qué carita se t´a quedao, mi arma...



1 comentario:

Anónimo dijo...


Todos lo politicos occidentales tiene buena imagen al principio luego las atrocidades que cometen y la preocupacion por si las cosas cambian le cambian la imagen. Ademas se van dando cuenta que no pueden confiar ni en su sombra y eso pesa un monton.

De todas formas ninguno es una mansa paloma o por lo menos deja de ser un ladron y se merecen el mal rato.