martes, 16 de mayo de 2017

René González muestra su solidaridad con el pueblo árabe

"Si en estos momentos se produce una agresión israelí contra El Líbano, me pueden dar un fusil que yo me quedo con ustedes aquí"

PL.- Durante una visita a la sede del canal panárabe Al-Mayadeen, González y su esposa Olga Salanueva compartieron testimonios del encarcelamiento, la lucha para lograr su liberación y la de otros cuatro compatriotas, y la afinidad con las causas de los pueblos árabes, en particular los palestino y libanés.

'Nosotros fuimos sometidos a prisión por tratar de evitar el sufrimiento humano, el sufrimiento que durante años el imperialismo ha impuesto a nuestros hijos, a los cubanos, por el delito de haber edificado una revolución para ganar su soberanía', afirmó.

En un conversatorio en la sala de noticias junto al presidente del Consejo de Dirección de Al-Mayadeen, Ghassan Ben Jeddou, el Héroe de la República de Cuba sostuvo que 'quien lucha para evitar el sufrimiento a su propio pueblo no puede estar ajeno al sufrimiento que se impone a otros en el mundo'.

El Medio Oriente -remarcó González- ha sido un laboratorio de cuánto daño puede hacer el imperialismo a una región para satisfacer sus intereses, pero también ha sido una prueba de la capacidad de resistencia que tiene el ser humano para buscar la justicia y seguir adelante.

Comentó que cuando se está preso 'se es muy sensible a lo que está fuera de las prisiones', y por lo mismo se solidarizó con los pueblos, por lejanos que estuvieran, al saber que serían o fueron blanco de una agresión.

'Recuerdo haber llorado solo en una celda cuando comenzó la agresión a Irak (2003) que se anunciaba como una fiesta en Estados Unidos, y viendo aquellas imágenes en las que las bombas caían sobre Bagdad y los mercenarios de la información decían que parecía un árbol de navidad', rememoró.

'Lloré de rabia y de impotencia cuando aquellas personas describían al mundo entero aquella lluvia de plomo que caía sobre una ciudad asesinando niños, familias, personas inocentes y describían aquello como si fuera una fiesta', prosiguió.

'Pero también salté de alegría cuando el pueblo libanés se impuso a la agresión sionista de 2006 e hizo retroceder a los israelíes, y les puedo garantizar que en esos días me sentí en la cárcel un poco más libre', acotó.

A juicio de René González, 'uno sufre por ese sufrimiento ajeno, pero también se siente feliz cuando los pueblos responden en la medida justa y nos proporcionan esos momentos de felicidad en medio de una prisión'.

El antiterrorista cubano destacó el paralelismo entre la lucha de los pueblos árabes contra el sionismo y el imperialismo y la de Cuba contra el imperialismo norteamericano.

'No pueden estar separadas una de otra, tenemos que seguir luchando juntos como hermanos que somos hasta que finalmente tanto los pueblos de Medio Oriente como Cuba vivan en paz y justicia, que es lo que se merecen', afirmó.

'Si en estos momentos se produce una agresión israelí contra El Líbano, me pueden dar un fusil que yo me quedo con ustedes aquí, y regreso a Cuba cuando hayamos alcanzado la victoria, así es como me siento, y lo digo desde el fondo de mi corazón', exclamó en medio de una cerrada ovación del auditorio.

En la plática con trabajadores de Al-Mayadeen también intervinieron la esposa de González y la periodista de la televisión cubana Arleen Rodríguez, quienes relataron sus experiencias durante la prolongada campaña internacional (1998-2014) para reclamar la liberación de los Cinco.

'Con mucho orgullo fuimos la retaguardia, nos tocó (como esposas), además de luchar por su regreso, guardar lo más sagrado que es la familia. En este duro batallar tuvimos la oportunidad de conocer gente extraordinaria dentro y fuera de Cuba', comentó Olga Salanueva. 

Confesó sentirse admirada porque en un país como El Líbano, que en todo aquel período sufrió guerra, tenía a muchos prisioneros en cárceles de Israel y había muchas madres, hijos y esposas que sufrían, en medio de todo eso se solidarizaban con los Cinco.

Rodríguez, quien representa a la televisión cubana en la coproducción con Al-Mayadeen del programa Reflexiones, enalteció el compromiso de ese canal con la verdad y las causas nobles y justas. 'La verdad es muy rara en este mundo, pero tiene un poder y hace a los medios más atractivos', subrayó.



1 comentario:

Anónimo dijo...

En cualquier momento los judios cumplen su amenaza y se deciden asesinar libaneses contando para ello con toda la cristiandad para el apoyo logistico regalado y dar la cara si la guaperia sale mal y la cosa se pone mala para los "josue" modernos.

Creo que el ultimo que se metio a matar libaneses fue Ariel Sharon que asesino varios miles, el criminal al final termino sus dias viviendo como una mata de lechuga y se cree que lo liquidaron por decir "nosotros somos los que mandamos en America" unos dias despues del derrumbe de las Torres Gemelas algo que molesto y lleno de verguenza a algunos anglosajones.