martes, 6 de junio de 2017

Efectos de la Operación Tum Tum

Anticiparse a las acciones del enemigo es fundamental si quieres ganar la guerra.


El lunes a las 9:00 de la mañana, la Plaza Altamira -epicentro de la protesta opositora en el este de Caracas- estaba desierta.

A tempranas horas de este lunes, efectivos de orden público detuvieron a un grupo de personas en esa zona, indentificadas con la oposición, que pretendía obstaculizar el libre tránsito en una de las principales avenidas de la ciudad como método de protesta en contra de la Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.

En las redes sociales no abundaron las fotografías de multitudinarias concentraciones, no. En cambio, desde diversos puntos de la capital, grupúsculos de no más de 30 personas intentaban impedir el flujo de automóviles

Pero en las últimas semanas la convocatoria a las marchas opositoras en la capital ha menguado. La situación, aunada al enfriamiento de las ansias de sanción que tenían algunos países en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha contribuido al descontento entre las filas de la derecha venezolana que se debate entre participar o no en la Constituyente.

En paralelo, la Constituyente avanza. Este lunes, representantes del chavismo hicieron llegar al Consejo Nacional Electoral (CNE) una propuesta sobre las bases comiciales del proceso de deberá celebrarse en el mes de julio. Aunque persisten las protestas, la temperatura en siete municipios -de los 335 que hay en todo el país- tiende a templarse.

La preocupación parece evidente en las filas de la derecha. El domingo pasado fue difundido un video del opositor Leopoldo López, preso por su responsabilidad en la muerte de 43 venezolanos en los hechos de violencia convocados en 2014, para insistir en que los manifestantes deben continuar en las calles: "Quienes tenemos la razón no podemos cansarnos, avancemos hacia adelante por Venezuela".

RT

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero es como en el medio oriente, la paz es solo mientras los anglos y judios elaboran un nuevo plan de desorden o muerte para sus mercenarios, luego otro monton de dinero y a quemar vivo cualquier vecino para el reportaje en los medios de todo el mundo.

Anónimo dijo...

JM ya se dan reportes que ha bajado la cantidad de mercenarios en la calles de Venezuela, al parecer se ha enfriado el animo de los democraticos despues que mataron mas de setenta personas. Ahora TRump y sus testaferros deberan analizar si vale la pena meter mas millones de dolares en algo que no se le ve futuro o repartirselo entre ellos.