domingo, 18 de junio de 2017

El llamado de la Patria por Al Hoceima

A raíz de las pacíficas protestas populares que está viviendo la provincia de Al Hoceima, que motivaron manifestaciones de solidaridad en todos los rincones del país, y tras el “enfoque policial” adoptado por  las autoridades públicas que dio lugar a una oleada detenciones de activistas  participantes en dichas protestas,  imputados por graves cargos.


Nosotros, los participantes en el Debate Nacional sobre la situación en la provincia de Al Hoceima que tuvo lugar en Tánger el viernes 16 de junio de 2017, y atendiendo a iniciativas nacionales, DECLARAMOS lo siguiente:

1- Nuestra solidaridad total e incondicional con las peticiones justas y legítimas formuladas durante las manifestaciones pacíficas en la provincia de Al Hoceima.

2- La adopción de un nuevo enfoque del desarrollo en el que se haga partícipes a los elementos locales de la provincia tanto en la cristalización de una visión que tome en consideración la dimensión social, como en la elaboración, implementación, monitoreo y evaluación de todos los proyectos en fase de ejecución o programados para su futuro lanzamiento dentro de la provincia. Para ello, se recomienda la urgente y seria reactivación del papel de la institución de la Región en su calidad de representante, según la Constitución, de los habitantes de la provincia y se le otorgue de todas las competencias  prescritas en la ley.

3- La necesidad de poner fin al enfoque policial, sin perjuicio de la responsabilidad de las fuerzas públicas en el ámbito de la preservación de la seguridad de las personas y sus bienes, y el rechazo de todo tipo de violencia, amenaza e intimidación, sea de forma directa o indirecta.

4- El compromiso irrevocable de entablar un diálogo serio, responsable, como vía adecuada para encontrar las soluciones eficaces y urgentes a todos los problemas que afectan a la provincia de Al Hoceima.

5- Lanzamos un llamamiento al gobierno para que implemente y aplique, con la determinación y seriedad que ello requiere, las recomendaciones emanadas de este Debate Nacional.

Para alcanzar estos objetivos, recomendamos las siguientes acciones:

1- Liberar a todos los detenidos, cesar las persecuciones, anular las órdenes de busca y captura dictadas en contra de los manifestantes, reducir la presencia policial, retirar las fuerzas públicas, todo ello con el fin de recuperar la calma y la normalidad, de rebajar la tensión, y finalmente, de recobrar la confianza entre todas las partes. Sin olvidar abrir un proceso judicial contra todos los casos de violación de derechos de los individuos, particularmente los casos de tortura.

2- Adoptar medidas urgentes en favor de los habitantes de la provincia de Al Hoceima y establecer un acuerdo para crear los mecanismos necesarios para implementar los programas y proyectos relacionados con las reivindicaciones económicas, sociales y culturales con carácter urgente.

3-  Materializar las recomendaciones de la Instancia Equidad y Reconciliación respecto a la reparación del daño colectivo, poniendo un especial énfasis en la reconciliación con la historia del Rif y la aportación de los recursos financieros necesarios para ello.

4- Crear un Comité de Seguimiento de las recomendaciones emanadas del Debate Nacional compuesto por representantes de la Región Tánger-Tetuán-Al Hoceima, por activistas participantes en las manifestaciones, por el Comité organizador de este Debate Nacional, por el Ministerio del Interior, por el Ministerio de los Derechos Humanos, por el Ministerio de Justicia, por el Consejo Nacional de Derechos Humanos.

5- Solicitar del Consejo Económico, Social y Medioabiental  la elaboración de una opinión consultiva acerca del modelo de desarrollo de la zona del Rif.

Por último, hacemos un llamamiento a todas las partes a actuar con la máxima sensatez y que en su trabajo prevalezca el espíritu de consenso, anteponiendo el supremo interés de la Nación a cualquier otro interés.

Tánger, 16 de junio de 2017.


1 comentario:

Anónimo dijo...


El caso es que esos no son los planes del sistema y por algo se produce la represion. Alli la mayaoria de la poblacion es musulmana y es claro no le daran posibilidades de que se organicen y que comiencen a reclamar por derechos humanos y se conviertan en un problema y tener que matarlos como se hace en la Palestina ocupada y el resto del medio oriente.

Estos musulmanes del Rift un tanto alejados de los otros lo que se busca es mantenerlo bajo estricto control y tratando de que no sereproduzcan y se conviertan en un dolor de cabeza.