sábado, 3 de junio de 2017

"Siria se está acercando al momento crucial de su historia moderna“

Eso opina el experto político y militar de la fundación Diplomacia Popular y representante del club analítico Futuro Hoy, Serguéi Prostakov.


Siendo un país rico en recursos, con una posición geográfica privilegiada en las rutas que unen a Europa y Oriente Próximo, Siria ha atraído la atención de muchas fuerzas que tratan de dividirla por intereses propios.

El iniciador de este proceso fue EEUU durante la presidencia de Barak Obama, cuando tuvo lugar la falsamente llamada Primavera Árabe, que escondía la actividad de miles de terroristas.

“A pesar del cambio de poder en EEUU, la política estadounidense en Oriente Próximo sigue con el mismo objetivo final de cambiar las fronteras de los países y crear un nuevo mapa político de la región, favorable para Washington”, señala Prostakov.

El experto opina que lo único que ha cambiado con Donald Trump son los métodos de influencia en la situación.

“En tiempos de Barack Obama, EE.UU. actuó principalmente a través de recursos ajemos, pero ahora las tropas estadounidenses están cada vez más involucradas en el conflicto”, observa. (Sin embargo los bocachanclas botarates superrevolucionarios siguen afirmando que Trump y Putin son más que amigos, pobrecillos... están para un psiquiatra, nota de blog)

Según el analista, “Washington, Riad y Ankara consideran el acuerdo sobre el establecimiento de zonas de desagudización del conflicto en Siria como una de las etapas del desmembramiento del país”.

“El territorio controlado por las fuerzas proestadounidenses en el sureste de Siria, cerca de la frontera con Jordania, es considerado por los estadounidenses como su zona de influencia. Turquía, por su parte, pretende ejercer influencia dominante no solo en el territorio ocupado por sus tropas en el norte de Siria, sino también en Idlib”, afirmó Serguéi Prostakov.

Unos duros enfrentamientos en la zona de la carretera Damasco-Palmira, así como en el sur de Siria, cerca de la frontera con Jordania e Irak, han retrasado significativamente el inicio del asalto por el Ejército de Siria de la ciudad de Deir Ezzor, ocupada durante más de tres años por Daesh (grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países).

Para las tropas gubernamentales, apoyadas activamente por las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, ahora es muy importante adelantar a EEUU y a la coalición internacional en el ataque a la posición de Daesh en la provincia de Deir Ezzor, subraya Iliá Múromski, columnista de la FAN.

De acuerdo con Prostakov, para el Ejército sirio lo más adecuado sería continuar avanzando en las afueras de Palmira con el objetivo final de liberar por completo Deir Ezzor.

Esta ciudad, ubicada en unas importantes rutas de transporte entre Siria e Irak, es un probable objetivo de las fuerzas proestadounidenses que están avanzando desde el norte (los territorios kurdos), y desde el sur (la frontera con Jordania).

“En caso de que EEUU tomara el control de Deir Ezzor, tendrá la oportunidad de dictar sus condiciones y dividir el territorio sirio a su favor“, advierte el analista.

Prostakov recuerda que la ciudad sitiada no solo es centro de una importante región de petróleo y gas, sino que también fue proclamada capital de Daesh. Por lo tanto, para el Ejército sirio es crucial liberar esta localidad.

“La liberación completa de Deir Ezzor sería una victoria importante en términos morales y materiales, e impediría los planes para la destrucción final de Siria”, subraya.

Según el experto, la liberación de Alepo y Palmira demostraron la eficacia del apoyo de Rusia a las tropas sirias.

“Apoyar al Gobierno legítimo de Siria ha desempeñado un papel importante en la lucha contra el terrorismo. Y la única oportunidad para Asad es continuarla sin esperar a que Occidente se atribuya todos los logros y divida el país junto con sus aliados de Oriente Próximo”, resume Serguéi Prostakov.

Sputnik

1 comentario:

Anónimo dijo...

Siria esta condenada por la Biblia, recuerdo que esta en el libro de Isias la supuesta orden divina de "Damasco debe ser destruida" por la que matan los cruzados del presidente Bush, ahora Trump como sicarios del mundo judio.

Segun se dice Trump esta metiendo alli sus rambitos se supone que con la idea de acelerar la matanza de musulmanes para cumplir con los planes de Israel frenados por la defensa rusa de los sirios, que ahora no podran hacer los rusos por riesgo de enfrentar las bombas atomicas anglosajonas y judias.

Es la razon de meterse los estadounidenses en el terreno, efectuar la matanza ellos pensando que no seran atacados por los rusos, asi el ejercito sirio seria destruido por ellos. Esa debe ser la orden recibida por Trump en su visita a Tel Aviv.