miércoles, 19 de julio de 2017

Este si que fue un error morrocotudo

Designar como Fiscal de la República a una magistrada que desconoce o irrespeta las leyes de su país. Quien la nombró, ya pidió disculpas por ello al pueblo venezolano, gesto que le honra y gradúa como revolucionario.

Si bien  Luisa Ortega dice ahora que no participó en el plebiscito votando (vaya Ud. a saber), sí que lo hizo facilitándole propaganda con la gorrita azul (la predilección por ese color de los fascistas es digno de estudio) de un partido opositor escuaca.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno... la vieja iba bien, con chavez nadie se ponía valiente, ni la oposición pensaba en eso, Chavez hablaba de amor de verdad pero retorciendo pelotas y coñaciando campanas para que lo oyeran y vieran, Maduro habló y habla tambien de amor pero no dijo cual era su estilo y todos se lo quiren echar al saco, alli fué cuando le hablaron a la oreja a la Fiscal y le dijeron " vas a ser la primera mujer presidenta de Venezuela" y la vieja bolsa ede mierda lo cree y desde que llegó Maduro al poder está conspirando, eso lo sabía el gobierno (G2) pero no sabian como reventarle la mascara del gobierno paralelo hasta que apareció la Constituyente y la vieja no aguantó.