lunes, 31 de julio de 2017

Eva se reencontró con su Adán

Y ese Adán se llama imperialismo fascista.

Lo que nunca comprenderá, y siempre rechazará la condición burguesa de Eva Golinger, es lo sucedido ayer en la Venezuela bolivariana. Esos millones de votos logrados dan un carácter de victoria aplastante de los revolucionarios considerando el contexto mediático-terrorista y demencial desarrollado durante meses por los medios occidentales contra aquellos; por esa razón recurre a tuits tan intrascendentes como demagogos.

No hay comentarios: