jueves, 20 de julio de 2017

Hasta las 8 horas en Francia tienen mucho de logro revolucionario y soviético

Una tesis básica de Lenin es la de “siembra revolución y al menos obtendrá reformas”, a la que, desde Red Roja, nos hemos permitido añadir: “y sé reformista y terminarás por perderlas, [las reformas]”.

En línea con esto defendemos que numerosas conquistas en Occidente, en gran parte, se deben a la existencia de la Unión Soviética. No pocas de esas conquistas fueron concesiones de una burguesía temerosa del contagio bolchevique. Hoy traemos un ejemplo mayor que muchos desconocen: la implantación de las 8 horas nada menos que en Francia.

Bueno sería no olvidar que fortalecer un movimiento revolucionario al margen de calendarios electorales y supeditaciones institucionalistas es mucho más “pragmático”, mucho más eficaz, que bajar la guardia, congelar la lucha, en espera de que desde el ámbito parlamentario-electoral o, incluso, desde la simple lucha sindical se nos resuelvan nuestros problemas. 



No hay comentarios: