lunes, 10 de julio de 2017

Requeterecortes para pagar la deuda

Cuatro personas para atender a 216 ancianos, pero "España va bien" y la crisis es "un mal recuerdo".

Cuando Patricia Lozano, auxiliar de enfermería, llegó el pasado jueves a trabajar a la Residencia de Mayores de Alcorcón, se encontró con que -contando con ella- solo había tres auxiliares y una enfermera para atender esa noche a 216 ancianos. 

Llamaron a la Jefa de Área, que es la persona que se encarga de gestionar todo lo relacionado con la parte asistencial de la residencia, tenía el teléfono apagado. Llamaron al Director -que no propuso ninguna solución- y comenzaron su tarea. A las tres de la madrugada, cuando terminaron la ronda de medicaciones y la colocación de protecciones en las camas, Patricia Lozano vio que no había nadie en las unidades de Alzheimer y de enfermería y decidió llamar a la policía para que, por lo menos, quedara constancia de la situación que estaban viviendo.

Fue la única medida que se le ocurrió después de horas de sufrir sensación de abandono por parte de la Dirección y con el recuerdo, siempre presente, de sus cinco compañeras investigadas en el juzgado, por el fallecimiento de un residente al que se olvidaron en el jardín el pasado mes de abril.

No hay investigados entre los altos cargos, dice Elena Romero auxiliar en el mismo centro: "Nadie de la Dirección, ni la Jefa de área han sido imputadas pese a que lo ocurrido fue claramente por falta de personal. A nosotras nos siguen dejando solas ante el peligro, frente a 216 abuelos la mayoría de ellos grandes dependientes y te dicen ¡venga, a trabajar! y, cuidadito, porque si pasa algo ya sabes que vamos a por ti."

La policía atendió a Patricia Lozano correctamente pero le indicó que si quería denunciar, una situación de ese tipo, tendría que ir al juzgado o a Inspección de trabajo.

cadenaser.com 

No hay comentarios: