martes, 25 de julio de 2017

Serbia

Uno de los países que atravesé en el año 2012 es Serbia, el país que casi aconsejan no pasar, pero donde no tienen problemas a la hora de trazar recorridos en bicicleta para que la gente recorra el Danubio como parte de Europa pero por donde les indiquen. 

Recuerdo en Belgrado, en el puente sobre un afluente del Danubio, cómo el recorrido en bicicleta discurría por un ascensor para bajar con las bicicletas del puente hasta el río sin tener que ir por la calzada que es, por otra parte, por donde siempre hemos ido las bicicletas, por donde iban los campesinos a los campos en viejas bicis. Por supuesto que no lo utilicé y, felizmente para mí, mi recorrido ya no coincidió más con el trazado del eurorandobike o como se llame.

La primera foto es un monumento conmemorativo en un pueblo del noroeste de Serbia. La segunda foto, otro monumento conmemorativo en Ruse, noreste de Bulgaria. 



En Serbia pude hablar en ruso y se utiliza el cirílico en la escritura. Era fácil alojarse en hoteles baratos o en casas que ofertaban habitaciones. Me resultaba curioso la cantidad de coches marca "yugo" de la compañía "zastava", sobretodo en los primeros días, en el noroeste del país.

Parece ser que en tiempos de Tito, al cual respeto y admiro, Yugoslavia jugó el papel de "bisagra" entre el mundo Socialista y occidente,por el rédito que proporcionaba esa estrategia, pero dramático fue el hecho de que, dentro del enfrentamiento político con la Unión Soviética, fusilaron a los pro-soviéticos en "respuesta" a las acciones de Stalin. Por otra parte, vendían coches a los estadounidenses, un modelo pequeño de zastava-yugo, que los americanos compraban por su bajo precio, para mofarse del vehículo en cuestión, se llegó a editar un libro de chistes,fáciles, sobre el yugo que, por otra parte, compraban masivamente. 

En la guerra de la OTAN contra Yugoslavia, los democráticos y defensores de los D.D.H.H. occidentales, bombardearon la fábrica de la compañía zastava con los operarios dentro, que se habían encerrado para defender su fuente de ingresos, causando considerable cantidad de víctimas civiles.Yo no sé quién es el malo, pero prefiero comer hierba a ser el guardián de los diamantes.

Un saludo

Javier

No hay comentarios: