sábado, 26 de agosto de 2017

Las afinidades de Pampliega le juegan malas pasadas

Se relacionó  amistosamente con grupos salafo-fascistas y terminaron secuestrándolo, intentó hacer lo propio con nazis y le dieron una patada en la cara. Qué mala suerte tiene Antoñito en su búsqueda ideólogica... ni su gente lo quiere.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Él como la otras mentes privilegiadas e iluminadas, les pasó lo qe a la FALANGE de las JONS en Europa hace tres años (no recuerdo bien) que fueron a convencion de "ultraderecha" y apañaron una buena patada en la boca de los nazis, estos fascistas morenitos no saben todavia que para ser nazi hay que ser alto, rubio y de ojos azules y si eres diferente tu trabajo seria lamer botas nazis y llevar patadas en la boca sin apenas esfuerzo del que te las da porque estan justo a la "altura" de no hacer ni esfurzos para patearlos!!

La Falangele no regresi desde que los apalearon y tuvieron qye ir los maderos a socorrerlos (casi no salen vivos) como pa regresar a sus convenciones en Europa!!

Pero en España son lo mas, y el gobierno les consiente y subvenciona jugosamente

Sebastian dijo...

Pues ya puede ir dando gracias a los yankis y sus comparsas palmeros de la U.E., que son quienes pusieron un gobierno "a su gusto" en Ucrania... pero como buen periodista del sistema, no creo que abra la boca lo suficiente señalando al gobierno nazi de Poroshenko.
No se atreverá... no volverían a contratarlo.