sábado, 19 de agosto de 2017

¿Minutos de silencio? ¡Años!

Todos los gobiernos europeos tienen un Trump en su equipo. Todos los gobiernos de EEUU cuentan con un Hitler en sus filas. Y todos ellos han animado las matanzas de civiles desde que el 6 de Agosto de 1945 se abriera la veda atómica en Hiroshima y Nagasaki.

Los hipócritas dicen: “Bueno, pero es que así se evitaron mayores males y muchas más muertes“. Estupendo.  El ISIS piensa lo mismo.

Las guerras que Occidente promociona, con el exclusivo fin de expoliar las riquezas de otras naciones, ya no cuentan con patriotas uniformados porque los ejércitos se convirtieron en mesnadas de mercenarios, cuyos sueldos dependen del número de víctimas que causen en países invadidos.

Y no solo se premia a esos novios de la muerte ajena, sino que se financian empresas privadas que mantienen a sueldo a matarifes vestidos de Black Water.
Y a todo esto, se dijo un día cierto presidente, ¿por qué no crear grupos terroristas y manejarlos desde Washington y Bruselas?

Hillary Cinton confesó que “Nosotros creamos a Al Qaeda”. John Mc Cain hermanó su sonrisa de matón junto a los cabecillas del ISIS, pero los medios de comunicación occidentales callan y se unen al dolor Post-Terrorismo, fingiendo pena y solidaridad, como ordenan sus jefes agazapados en lujosos hoteles de Doha (Qatar) firmando contratos millonarios para monopolizar el espectáculo futbolístico, mientras el Rey Felipe VI viaja a Riad para que los empresarios armamentísticos españoles hagan negocio vendiendo destrucción masiva en todas sus formas y tamaños.

El gran teatro del Post-Atentado volvió a convocar a reyes, primeros ministros, autoridades de toda ralea, medios de comunicación que siguen alentando a los grupos terroristas que atentaban en Libia y todavía matan en Siria, gracias al dinero y al apoyo de Occidente. Qué pandilla de hipócritas…

Diarios como El País, el Mundo, Gara, la Vanguardia… periodistas de la Secta, Antena-3, RTVE, Tele5… tertulianos de la 13TV, de la BBC, de la RAI, la CNN, la Fox, llevan años clamando por la aniquilación de las “dictaduras pobres con subsuelo rico” (Irak, Libia, Siria, Irán, Venezuela…), al asesinato de sus líderes (Sadam Hussein, Muanmar El Gadafi, Bashar al Assad, Nicolás Maduro…) pero salen en defensa de las dictaduras ricas con asesinos en el trono (Emiratos Árabes, Kuwait, Arabia Saudita, Qatar, Bahrein…) elogiando a la maquinaria exterminadora de la OTAN cuando comete genocidios que superan un millón de veces la matanza de Barcelona, Niza o París.

YO SÍ TENGO MIEDO: Pavor a un pueblo que lleva años en silencio, que gime, llora,  incapaz de salir a las calles denunciando que todos los atentados cometidos en Europa en nombre de Alá, tienen un Sanedrín que anima el odio y las guerras fuera del continente y que tienen sus sedes en Bruselas y la Casa Blanca.

En esa corporación se pronuncian los nombres de Rajoy, Trump, Macron, Santos, Peña Nieto, May, Temer, Bachelet, Merkel, Borisov, Rassmussen, Solana, Gentiloni….

El terrorismo solo terminará cuando esos pueblos dejen de guardar silencio, enfrentándose a la verdad y salgan a detener las guerras de sus dirigentes, hasta que la OTAN estalle en mil pedazos y el neoliberalismo caiga definitivamente.

Basta de homenajes inútiles y de mentiras. Los gobiernos “democráticos” esperan conseguir con sus minutos de silencio que los incautos sigan prisioneros de la impotencia y el dolor.

No soy yo amigo de los silencios, sino de las voces alzadas contra la impostura. Quien calla, otorga.

tenacarlos.wordpress.com

5 comentarios:

Francisco Cordero Cordero dijo...

Ese es el problema. Mientras haya gente sin conciencia crítica y sin conciencia de clase y dispuesta a tragarse sin rechistar toda la mierda que le echen, no habrá manera. Un saludo.

Francisco Cordero Cordero dijo...

Intento publicar un comentario. Lamentablemente esto sucederá mientras haya una multitud de borregos que crean a pies juntillas todas las mierdas que les cuenten en sus medios de desinformación. Un saludo.

Francisco Cordero Cordero dijo...

Y

Francisco Cordero Cordero dijo...

Vuelvo a comentar. Mientras los trabajadores no tomen conciencia de su clase ni tengan medios de comunicación propios (financiados por ellos, a ser posible) no habrá manera de cambiar el devwnir negativo de los acontecimientos. El capitalismo es como es y no admite voces discrepantes.

Francisco Cordero Cordero dijo...

Perdona por los diversos comentarios. O no me funcionaba bien el móvil o soy un poco torpe. Quizás lo segundo.