domingo, 13 de agosto de 2017

Si el Ché levantara la cabeza y leyera a estos dos...

Humberto López conocido como "El Ché venezolano". Antonio Pampliega, conocido como "El Pamplinas español". Tremenda parejita.

Humberto

"Hay que dejar de lado a todas las empresas españolas porque ellas son el verdadero problema de Venezuela" (...). "Los gringos son nuestros hermanos, son americanos como nosotros. No son el enemigo" (...) "Y si de verdad queremos ser antiimperialistas prohibamos el uso del dólar, echemos todas las empresas estadounidenses y que los hijos de los dirigentes venezolanos regresen a nuestro país".

Antonio

"De todas las personas que entrevisté en Venezuela, Humberto me pareció el más cuerdo de todos y con el mensaje más claro. Que su estética no distorsione la realidad. Un personaje pintoresco pero muy interesante"


4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué empresas españolas? gilipollas. El vendepatrias ese aún no se ha dado cuenta, que Prisa, el banco Santander, Telefónica o Repsol son monopolios gringos. La familia Botín tan solo tiene un 4% del accionariado del Santander. El 60% del Santander es capital gringo. El "rescate" a la banca (saqueo)y la obligada concentración bancaria por el FROB, acabó con los bancos y cajas de ahorro de capital español, comidos por los grandes monopolios bancarios. El capitalismo en su fase superior imperialista, no es bueno ni para la mayoría de capitalistas, comidos por los grandes monopolistas. A los mercenarios apátridas los usan como a los ukros, o los kapos judíos de los campos de exterminio, mientras les son útiles, pero su fin es las cámaras de gas, como a los demás.

Anónimo dijo...

A mi recuerdo tiempos felices,
como me gustaria ver a toda esta ralea nazi terrorista de la "información" prepotentes colgados de una soga .. a los oprimidos ¿aun se nos permite soñar y recordar?
1946 - ejecución de nazi Martin Gottfried Weiss. Fue comandante del campo de concentración de Dachau y ex comandante de los campos de Neuengamme y Majdanek. https://youtu.be/3ChvF8KrShc

Anónimo dijo...

El "Ché" venezolano huele a CIA .

Anónimo dijo...

Hablar bien, mal o nada del Che, es cuando mmenos aceptable, coño pero querer hacerse el Che y peor aún aceptar que alguien lo haga eso si es inaceptable, a quien lo haga deberá como castigo inmediato propinársele 100 martillazos en las bolas anestesiarlo luego y cuando se calme darle otros 100, bueno si es que aguanta el primer martillazo. Eso es para que en lo que le pueda quedar de vida no lo vuelva ni a pensar hacerlo.