viernes, 15 de septiembre de 2017

"Grabaron mis conversaciones, invadieron mi casa"

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, manifestó este miércoles desde Curitiba que los jueces que lo acusan no han encontrado nada para juzgarlo.


"Estoy orgulloso porque después de dos años en los que investigaron mi vida, grabaron mis conversaciones con Dilma (Rousseff), con mi esposa, invadieron mi casa, no encontraron nada para apoyar las acusaciones que me hacen", expresó.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) declaró ante el juez de la operación Lava Jato, Sérgio Moro, sobre las acusaciones relacionadas con el caso de corrupción sobre la empresa estatal Petrobras. 

"No le tengo miedo a nada, si creen que no seré candidato pues los que deben tener miedo son ellos. Este es el gran crimen que ellos ven. Mi crimen fue lograr que los ciudadanos comiesen tres veces al día, desarrollar la cultura, aumentar la autoestima de cada persona, poder respetar al pueblo de la sexodiversidad. Lucharé hasta el último momento de mi vida", agregó.

"No hay ningún gobernante que haya decidido gobernar para los pobres y que haya recibido el odio de la élite que gobierna este país", aseveró el líder del PT. 

Lula aseguró que respeta la justicia, pero exige disculpas si no prueban nada en su contra.

"Quiero que la Operación Lava Jato diga que 'nosotros no tenemos pruebas contra Lula' y diga que mintieron", enfatizó el exmantadario. 

Los abogados aseguran que Lula es víctima de una persecución política, pues sostienen que los integrantes de la Fiscalía "abusan de sus prerrogativas legales para intentar constreñir al exdignatario y además manipulan el sistema judicial brasileño para promover una persecución política que ya no puede seguir siendo disfrazada".

El exmandatario lidera las encuestas electorales y ha expresado su intención a los comicios presidenciales de 2018.

tercerainformacion.es

No hay comentarios: