viernes, 15 de septiembre de 2017

Una dieta muy equilibrada

 Un colegio compra 300 menús de Burger King ante la falta de cocineros.

El colegio Nuestra Señora del Carmen de Estepona (Málaga) ha tenido que comprar 300 menús infantiles de un establecimiento de comida rápida para el almuerzo de los alumnos del comedor del centro ante la falta de personal de cocina, según ha informado hoy a Efe el director, Rafael Aguilar.Un total de 1.200 euros es lo que ha costado al colegio la solución buscada al recurrir a un local de las hamburgueserías "Burger King".

El diario "SUR" informa hoy de que la presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro, Martina Fernández, sostiene que "no es un problema puntual, sino una carencia que se arrastra desde el curso pasado" porque "hubo que encargar en dos ocasiones pizzas para los alumnos" ante las bajas que no se cubrían.

Ayer surgió el problema al estar en el colegio únicamente uno de los tres empleados de la cocina, que se vio imposibilitado para atender a tantos comensales en solitario y que en realidad había acudido a suplir uno de los tres puestos con los que se atiende habitualmente este servicio.

Esta situación se produjo al estar la cocinera de baja desde el martes por enfermedad, estar una de las plazas de ayudante de cocina vacante al haber obtenido el traslado la persona que la ocupaba y coincidir con la renuncia de la otra ayudante.

elmundo.es

2 comentarios:

Julio T. dijo...

No recuerdo quien dijo que además los niños se lo pasaron pipa comiendo hamburguesa con patatas y demás bazofia americana, además el importe fueron mil y pico de euros que fueron a engrosar a la economía yankee.
Esto está todo orquestado, quieren introducir cada véz más esta basura artificial y cancerígena como alimento humano, cosa que no comen ni los perros, porque son muy inteligentes, es mucho más barato que dar una alimentación sana y mediterránea a los niños que sirva para su crecimiento e inteligencia, pero no interesa, si salen mongoles y aborregados de por vida mejor, no vaya a ser que sean revolucionarios y de estos salga algún Lenin, es así de claro, y los padres tan contentos con la hamburguesa, porque como no protestan.

Anónimo dijo...

Bueno, aunque un día o dos los niños tengan que comer comida basura, siempre es mal menor que externalicen el servicio, y tengan que hambre todos los días con los consabidos servicios privatizados de catering.
A los problemas ya conocidos, que a veces se juntan en los depauperados servicios públicos, de bajas, vacaciones, excedencias, falta de nuevas convocatorias que suplan las jubilaciones y cambios de destino etc. se le suma ahora la precariedad y el poco atractivo para profesionales y expecializados, que el gobierno maquille el paro, en vez de contratando un trabajador por plaza, como antes, contratando a diez. Me explico, si antes se contrataba un trabajador para sustituir una baja o unas vacaciones, ahora se contrata a uno el lunes, se le echa el viernes, y el próximo lunes se contrata a otro, y así sucesivamente. Eso por supuesto, es determinante en la calidad de nuestros ya muy depauperados servicios públicos. Pero eso les trae al pairo, a ellos no les afecta, porque utilizan servicios privados. Lo importante es sacar pecho y decir que bajan el paro.