domingo, 22 de octubre de 2017

Busca las diferencias




1 comentario:

Anónimo dijo...

A mi lo que me extraña , es que todavía vendan algún panfleto estos abrazafarolas . Lacayos y sumisos con sus amos , los cerdos no suelen morder la mano que les alimenta.