miércoles, 25 de octubre de 2017

Más sufren los enfermos y los niños

Si algo nos merece la pena en materia de preocupación e indignación, son las condiciones de habitabilidad y alimentación que padecen los enfermos en muchísimos hospitales españoles o los niños en los centros escolares públicos. A otros que les den comida para perros y gatos, que se pelean mucho.

Los guardia civiles y agentes de la Policía Nacional desplegados 'sine die' en los barcos de Cataluña por el desafío independentista han dicho basta. A la prolongación de la estancia -cerca de un mes-, las condiciones "indignas" de habitabilidad de los barcos, con camarotes ostensiblemente pequeños e incómodos para ser compartidos por varios agentes, se une otro factor, al menos en el crucero Moby Dada, conocido como Piolín, atracado en el puerto de Barcelona: "una comida que no ofrece ningún tipo de higiene".

"Las continuas denuncias no han producido ningún avance, ni siquiera el interés de comprobarlo. Resulta imprescindible citar al coordinador del operativo en ese barco, comandante de la Guardia Civil, responsable de lo que allí acontece", señala un comunicado conjunto de los sindicatos policiales emitido esta tarde.

En la actualidad, hay alrededor de 2.000 agentes del Instituto Armado y la Policía en los dos barcos atracados en la ciudad condal -Moby Dada y Rhapsody- y el que se encuentra en el Puerto de Tarragona, 'Azurra'. Desde un principio los agentes denunciaron las duras condiciones de habitabilidad, sobre todo teniendo en cuenta de que la estancia se iba a prolongar más de lo previsto, y la falta de movilidad. Hasta la semana pasada, por ejemplo, no se fletó un autobús para los agentes del barco de Tarragona, atracado a cinco kilómetros del inicio del puerto. "Los agentes se tenían que coger taxis con su dinero para ir a la farmacia, por ejemplo", denunció en su día el sindicato AUGC.

Ahora, la necesidad de mejorar es más perentoria. "La comida no ofrece ninguna garantía de higiene, pudiéndose comprobar su lamentable estado a simple vista", señala el comunicado de los sindicatos, que, ante este "menosprecio", piden una reunión de urgencia con el secretario de Estado de Seguridad para exigirle "medidas inmediatas para paliar la situación en la que se encuentran los compañeros".

elmundo.es

¿Pero esto qué es? ¡Qué manera de tratar a los señores agentes del orden y la ley!

1 comentario:

Sebastian dijo...

Parece que los piolines, que sufren las malas condiciones, quieren hacer a los ciudadanos de Barcelona "participes" de su malestar.
se emborrachan (y según han contado por aquí, se habían tomado algo mas que alcohol) y se meten contra clientes y empleados de un bar en Barcelona
rhttp://m.publico.es/sociedad/2018629/siete-agentes-de-policia-protagonizan-una-pelea-en-un-bar-del-born-de-barcelona
No han tenido suficiente con enviarnos al facherio camorrista de las manifestaciones unionistas, ni a los antidisturbios violentos, que además nos envian a unos hooligans folloneros con placa.
Ah.. Y confundiendo italiano con catalán.... Vamos, denotando cultura por los cuatro costados.

Les aplicaran a estos la ley antiterrorista como se la aplicaron a los muchachos de Altsasu, por pelearse en un bar?.
O los que golpean a gente pacifica quedan eximidos?