martes, 7 de noviembre de 2017

A perro flaco, todo se le vuelven "purgas"

El rey de Arabia Saudita, reino feudal con las arcas vacías, dice luchar contra la corrupción. Qué ironía... Un poco más y purga hasta a su amigo el rey Emérito de España.

La cadena de televisión por satélite saudí Al Arabiya ha informado que 11 príncipes y decenas de ministros, antiguos y actuales, fueron arrestados el sábado por la noche en Arabia Saudí en el curso de una purga sin precedentes en el reino, informó el canal por satélite iraní Al Alam.

Paralelamente, varios jefes de la Guardia Nacional, una fuerza de élite interior, y de la Marina fueron también destituidos.

Estos arrestos y destituciones fueron realizadas bajo la cobertura de la “lucha anticorrupción”, pero nadie duda de que se trata de purgas políticas dirigidas por el príncipe heredero, Mohammad bin Salman.

Varios medios han divulgado que los príncipes arrestados eran Turki bin Nasser bin Abdel Aziz al Saúd, Motib bin Abdulá bin Abdel Aziz al Saúd, Walid bin Talal bin Abdel Aziz al Saúd, Walid al Ibrahim (que dirigía el canal MBC en árabe), Jalid al Tuwaiyiri (antiguo jefe de la Corte Real) etc. Una orden ha sido emitida igualmente para destituir al general Abdulá al Sultán, jefe de las Fuerzas Navales.

Los observadores han estimado que la campaña de arrestos y escándalos de corrupción que afecta a Arabia Saudí no es más que una excusa para desembarazarse de todos aquellos que se oponen a la accesión de Mohammed bin Salman, hijo del rey, al trono, un hecho que podría suceder en breve plazo.

Por otro lado, la sociedad Kingdom Holding Company, una sociedad internacional de inversiones, que es propiedad en un 95% del príncipe y multimillonario saudí arrestado, Walid al Talal, perdió un 9,9% de su valor el domingo, al día siguiente de su arresto. Esta compañía tiene intereses en los gigantes norteamericanos Citigroup y Apple y en el parque de atracciones Eurodisney. La sociedad no cayó más porque el reglamento de la bolsa saudí prohíbe las caídas por debajo del límite del 10% en un día.

El índice general de la Bolsa Tasi cayó también en un 1,6%, sólo un minuto después de su abertura, tras el arresto de los príncipes y de ministros en una purga sin precedentes en Arabia Saudí.

El mismo domingo también se supo que varios altos responsables saudíes fueron muertos durante la caída de un helicóptero cerca de la frontera yemení y al día siguiente del arresto de 11 príncipes. Los medios saudíes anunciaron que la caída tuvo lugar en un lugar próximo a la provincia de Assir, al suroeste de Arabia Saudí. Entre los que iban en el helicóptero estaban el príncipe Mansur bin Muqrin, vicegobernador de Assir y consejero del ex príncipe heredero Mohammad bin Nayef, recientemente destituido. También iban en él el director de la policía de la provincia de Assir.

Estas purgas tienen lugar en un contexto de reformas económicas, que comprenden la privatización de grandes compañías saudíes, incluyendo el gigante del petróleo Aramco, debido a las arcas vacías del reino. La Administración estadounidense busca empujar a Riad a introducir a su gigante del petróleo en la Bolsa de Nueva York.

Al Manar

No hay comentarios: