lunes, 6 de noviembre de 2017

Arrebato pos-"misilazo"

Desesperado por la represalia yemení, Riad propone más de 400 millones de dólares por información sobre líderes de Ansarolá.

Arabia Saudí anunció el domingo que otorgará una recompensa de más de 400 millones de dólares por la información que resulte en la detención de unos 40 líderes del movimiento popular yemení Ansarolá, responsable del lanzamiento de un misil de fabricación nacional, contra el aeropuerto internacional Rey Jalid de Riad (capital saudí), en venganza por las constantes ofensivas saudíes.

La lista de Riad y sus aliados incluye al líder de Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, y el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Saleh al-Samad, entre otros, quienes defienden al país más pobre del mundo árabe contra las agresiones y los bloqueos ilegales saudíes.

Estas nuevas medidas se suman al cierre temporal de todos los puertos terrestres, aéreos y marítimos de Yemen, según reza una declaración emitida la misma jornada del domingo por Riad y sus aliados.

En la declaración publicada por la agencia saudí de noticias SPA, Riad además apunta el dedo acusador hacia Irán por el nuevo ataque misilístico de Ansarolá y lo amenaza con una respuesta “apropiada” y “en un momento oportuno”.

Arabia Saudí y sus aliados acusan a Teherán de proporcionar ayuda financiera y armamentística a los combatientes de Ansarolá. A su juicio, los combatientes del movimiento popular yemení reciben “orden directa” de Teherán. Por su parte Irán, rechaza tales circunstancias, si bien asegura que apoya la campaña yemení para defenderse ante la invasión saudí.

La misma jornada del domingo, el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general de división Mohamad Ali Yafari, tachó de “sin fundamento” las acusaciones lanzadas contra el país persa sobre su involucración en el ataque lanzado desde Yemen hacia Arabia Saudí.

Teherán por el momento, no ha hecho comentarios sobre la declaración saudí y la amenaza que lanzó contra Irán.

Desde el 26 de marzo de 2015, la ofensiva militar contra Yemen con el fin de restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, dejó hasta el pasado junio, 33.395 muertos y heridos entre la población yemení, en su mayoría mujeres y niños.

Hispan TV

No hay comentarios: