lunes, 13 de noviembre de 2017

Diez años de crisis y no ha hecho más que empezar

España: un billón de deuda pública y 30.000 millones al año en intereses.


Los gobiernos de Mariano Rajoy llevan gastados casi 170.000 millones de euros en intereses de la deuda pública en menos de seis años de gestión, en los que el endeudamiento de la Administración central se ha disparado en 370.000 para situarse cerca del billón, cota que no ha rebasado oficialmente sólo por una cuestión formal: los débitos de la Seguridad Social se contabilizan aparte.

Ese proceso de empeño ha sido simultáneo a recortes de servicios por más de 29.000 millones, al consumo de los 68.500 de patrimonio que acumulaba la Seguridad Social, y, a pesar de un aumento de la recaudación tributaria cercano a los 10.000 por ejercicio, a una acumulación de déficit de casi medio billón de euros.

publico.es

El BCE es el máximo acreedor. Cuando Merkel estornuda, España tiene que pagar hasta sus gotas para la nariz.

No hay comentarios: