viernes, 10 de noviembre de 2017

El fútbol y el General

Por Rafael Ángel Ugalde.

Si pensaron que hablaría de los favores que se dice hizo el finado General  Francisco Franco al famoso cuadro del Real Madrid, acertaron, lamentablemente. El General soñaba  con un equipo admirado en todo el mundo por sus estrellas. Que solo la invocación hiciera temblar a los rivales.

Casi lo logra. Dicen que hizo favores al equipo de la provincia de Madrid, aunque aseguran- ignoro sí es para quitar el san Benito a los merengues- que el equipo de Franco era el Atlético.

Un tipo llamado Pablo Picasso, a quien muchos franquistas silenciosos  detestan, pintó la famosa Guernica para dejar testimonio de los crueles bombardeos contra el pueblo vasco.

Eso vino a mi recuerdo cuando un conocido periodista de la televisión local se preguntó qué pasaría con el Barcelona si la rica y emergente comunidad catalana se independiza. No pasará nada. No permitirán que Cataluña se independice y como en los tiempos de Franco, para todo hay justificaciones legales.

La nación vasca la tienen en tiras; una parte en Francia y otra en España. Su idioma, incluso, estuvo prohibido.

Es extraño. Cuando a Yugoslavia la hicieron pedazos España apoyo la  división y de inmediato reconoció varios equipos producto del desmembramiento de la otrora gran nación del este europeo. Pero ahora los gritos de libertad se encarcelan y las justificaciones corren por el gobierno de Mariano Rajoy y el remedo de socialistas obrero español.

Messi, el mejor jugador del mundo y seguramente sería rey del universo balompédico si fuera europeo, puede seguir tranquilo jugando en el conjunto azulgrana hasta que así lo decida.

Los anteriores dirigentes políticos catalanes guardan prisión por osados, por lanzar el mismo grito de libertad con que pagaron  con su vida los curas Miguel Hidalgo y José María Morelos.

Los “nuevos delincuentes catalanes”, “provocadores” del caos y “amenaza” pública contra la democracia y la Constitución española, están en buen recaudo. Así que el Barcelona sigue en la liga española.

Los juristas de la casa real hacen esfuerzos maravillosos para convencer al mundo  que esos catalanes bajo rejas  “jamás pueden considerarse presos políticos”, son “delincuentes”, claro, como fueron en su momento por acá Atahualpa, Aramaipuro, Caupolicán, Lempira, etc.

La Madre Patria, dicen, tiene división de poderes, por lo que el poder político nada tiene que ver con la aplicación de la ley penal. Esto no convence ni al tinterillo más torpe. ¿Y acaso la independencia de  Cataluña no es un problema político judicializado astutamente porque así lo pidió el gobierno?

Messi, Suárez, Piquet, Iniesta, Alba, Vidal, entre otros, estén tranquilos; seguirán jugando la liga de España. Primero muertos que independientes.

No hay comentarios: