martes, 28 de noviembre de 2017

“Estamos frente a una crisis forestal en Costa de Marfil y en Ghana"

Tal es la constatación hecha por Etelle Higonnet, Directora jurídica y de campañas en Mighty Earth, a mediados de septiembre de 2017 en la sede de Regroupement des Acteurs Ivoiriens des Droits Humains Côte d’Ivoire (Reagrupación de los Actores de Costa de Marfil de los Derechos Humanos Costa de Marfil) (RAIDH) en Abidján, durante una conferencia de prensa para desvelar el contenido de un informe sobre los resultados de deforestación debida al Cacao en Costa de Marfil.

Hay urgencia por adoptar una política de deforestación cero para las industrias del cacao para evitar el drama ecológico actualmente observado en nuestro país. Es básicamente una de las pistas de soluciones propuestas por Mighty Earth, una Organización Medioambiental americana con sede en Washington, DC, quien, en colaboración con RAIDH, ha presentado a la prensa todos los pormenores del informe titulado «déforestation amère du chocolat» (Deforestación amarga del chocolate). El fin es llamar la atención de los consumidores de chocolate sobre esta “tragedia”. Esta nueva investigación llevada a cabo por Mighty Earth revela que las mayores marcas de chocolate compran desde hace años, y con todo conocimiento de causa, cacao cultivado ilegalmente en territorios desbrozados en parques nacionales y áreas protegidas de la Costa de Marfil y de Ghana, los dos mayores productores mundiales de cacao. Los cultivadores se han instalado en parques nacionales, bosques clasificados y otras áreas protegidas de Costa de Marfil (...) Esta deforestación ha eliminado la casi totalidad de las poblaciones de chimpancés y de elefantes de bosque del país.

“El cacao es la primera causa de deforestación en Costa de Marfil. Causa al rededor del 30 % de la deforestación nacional”, ha revelado Etelle Higonnet, que ha indicado que Costa de Marfil pierde sus bosques más rápidamente que cualquier otro país africano. La investigación denuncia a actores del sector. Tres de los mayores negociantes de cacao, a saber Olam, Cargill y Barry Callebaut, “compran cacao cultivado ilegalmente en áreas protegidas. Estos negociantes venden luego este cacao a los pesos pesados del chocolate, entre ellos Mars, Hershey, Mondelez y Ferrero.

Como solución, hay que poner fin a esta deforestación ligada al cacao reforestando con el fin de evitar una crisis ecológica que corre peligro de alterar gravemente el ciclo hidrológico. Y establecer un marco sinérgico entre la sociedad civil, el gobierno, los grandes compradores, los bancos y los grandes chocolateros. Esto, para alcanzar una deforestación cero.“La clave, es que el cacao puede ser al 100 % agro-forestal con el fin de que vuelva a haber árboles incluso entre el cacao”, ha deseado.

lebanco.net 

No hay comentarios: