jueves, 2 de noviembre de 2017

Lo podría haber escrito Franco con quien comparte bigote cuartelero

General del Ejército y Jefe del Estado Mayor de Defensa, Fernando Alejandre Martínez (estrechando la mano de uno de los dos reyes que chupan del bote en España). Extractos de un artículo de su autoría publicado hoy en ABC.

Llegados a este punto, no puedo referirme únicamente a las amenazas genéricas que compartimos con nuestros aliados. También debo tener en cuenta el acuerdo adoptado por el Senado del pasado 27 de octubre, que constataba "la extraordinaria gravedad en el incumplimiento de las obligaciones constitucionales y la realización de actuaciones gravemente contrarias al interés general por parte de las Instituciones de la Generalitat de Cataluña".

Debo hacerlo, cuando parece que poco a poco las aguas vuelven a su cauce y los poderes que conforman nuestro Estado de Derecho -Legislativo, Ejecutivo y Judicial- lideran la respuesta ante el que probablemente sea el mayor desafío de nuestra democracia. Y lo hago recordando el juramento que renové el pasado 28 de marzo al asumir mi cargo como Jefe del Estado Mayor de la Defensa cuando, además de lealtad a Su Majestad el Rey, reafirmé mi compromiso de guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado.

La historia demuestra que, llegado el caso, los españoles, y con ellos sus Fuerzas Armadas, sabemos defender nuestra Nación. Por ello, que nadie lo dude: siempre estamos preparados para, cuando se nos reclama, responder, como ha señalado nuestra ministra, "con la responsabilidad debida y exigida, con la razón, la ley y el amor a nuestro país. Por España y por los españoles".

2 comentarios:

sillero3 dijo...

¿Dónde estaba el rey cuando los bancos dejaron a cientos de miles de españoles sin viviendas? ¿ Eso también es anticonstitucional , no? Bancos rescatados con el dinero de todos los españoles . El mundo esta lleno de hipócritas y de babosos que chupan del frasco que es Expaña.

Julio T. dijo...

La bestia del capitalismo colea dando azotes como sea, aparte de agonizar todavía tiene medicina, y lo que nos espera, no en Catalunya, sino en España, si las fuerzas progresistas, sindicatos, izquierda revolucionaria, etc. asociaciones de vecinos, etc. creaciones como en Catalunya de los CDR, etc.y no nos ponemos las pilas ya! acabaremos bajo una represión sin parangón y recordaremos la época pasada. El capitalismo, venga de donde venga tiene que acabarse de una manera o de otra.