miércoles, 8 de noviembre de 2017

Tanto monta, monta tanto, Paco como Justiniano

Escrito en la sección "Tribuna" del periódico "progresista" El País. A ver si en ese periódico permiten un escrito de Manuel Pérez Martínez, Camarada Arenas, preso político comunista revolucionario que se pudre en las cárceles de exterminio españolas.


El pasado 29 de octubre, en la manifestación convocada en Barcelona, Paco Frutos dio voz a la izquierda antiindependentista; gracias, Paco.

Diré quién soy. Fui, en 1979, concejal en Barcelona, miembro del equipo de gobierno de Pascual Maragall. También, diputat en el Parlament catalán, miembro de su Comisión de Derechos Humanos.

Gracias, Paco, por recordar que las instituciones catalanas democráticas no fueron producto de apaño como dicen el vocero de la mentira populista o el barato independentismo.

Pero mi historia viene de antiguo. Fui guerrillero, pasaba la muga con las planchas del prohibido Mundo Obrero a mis espaldas, fui responsable del PCE de Murcia en la clandestinidad, fui detenido, fui torturado, como atestiguan mis vértebras, cumplí seis años de cárcel, grité amnistía, perdoné a mi torturador. No me hablen de libertades quienes solo las han disfrutado.(Y después de perdonar a su torturador, gritar amnistía selectiva, y sufrir prisión aceptó la Traición de la Transición para instaurar un régimen monarco-franquista)

No importa, me llaman fascista. Pero el fascismo mata, el franquismo mataba, que lo sepan esos miserables que al mentir, insultan la memoria de nuestros muertos y muertas. Gracias, Paco, por recordar a catalanes y catalanas la voz del estimado PSUC, partido nacional que no nacionalista, la voz de la izquierda comprometida con su clase.

Fui secretario general del PCE en Madrid, hasta que mi salud me lo permitió, miembro de su Comité Central. Partido de militancia y no grupúsculo, como el que hoy usurpa la sigla, convertido en un sindicato amarillo de intereses personales.

No dude nadie, gracias Paco por recordarlo, que el nacionalismo grande o pequeño es una traición a la clase obrera. Fui secretario de la Construcción de las Comisiones Obreras de Cataluña; y algunos pijos me llaman burgués y fascista, mientras asisten a huelgas pagadas por patrones y gobiernos (CC.OO. convertido en un sindicato vertical del franquismo).

Necesitamos que se recuerden las voces, la historia y la verdad porque necesitamos que nuestros nietos no compren las revoluciones en las redes sociales o las pistas cubiertas, necesitamos que se recuerden las huelgas de semanas, las cajas de resistencia, los salarios no cobrados. Hoy se hacen huchas para los responsables del “tres per cent”, no para ningún trabajador en huelga.

Gracias Paco por recordar que la democracia no se conquistaba huyendo ni comiendo butifarras en las plazas, sino conquistando las plazas.(Y en la lucha revolucionaria y no entreguista que ha llevado a las cárceles "democráticas" a comunistas silenciados por estos dos)

Nos lo explicó a ambos Manuel Vázquez Montalbán: nuestro propósito es la palabra libre en la ciudad libre. Gracias Paco por recordarnos que no debemos permitir que, en nombre de la libertad, se niegue la posibilidad de un proyecto solidario para España.

Gracias, Paco, por recordar la bandera de la izquierda que no le baila el agua al independentismo, sino que es capaz de crear un proyecto autónomo.(Sabemos de esa bandera la roja y gualda los mismos colores bajoo los que Franco cometió un genocidio y que fue aceptada por el PCE)

Me llamo Justiniano Martínez. Y yo sí fui preso político.

Oído en la emisora de los curas COPE: "En españa hay políticos presos, no presos políticos"Discurso similar al panfletillo que le han permitido escribir a Justiniano en premio a los "servicios prestados"

4 comentarios:

José Koba dijo...

Este fue un desertor del PCPE (lo conozco personalmente). Cuando no hubo dinero para mantener su liberación y se fue a buscarla a otro sitio: el PCE-IU. Es de la misma especie que Paco Frutos, que ve la posibilidad de forrarse en entrevistas y tertulias del aparato de propaganda del Régimen.

Anónimo dijo...

¿Pero de que justicia y que independencia hablan y hablan?
Cuando un ministro de justicia español dice que la justicia en España es para roba gallinas y los grandes investigados y encausados no pisan ni la cárcel y en los juzgados se dilatan duranted años y años los jucios (como la Gürtel 8 años de juicio)

Julio T. dijo...

Es cierto lo que dice el camarada Koba, este fue un desertor del PCPE, yo fuí del PCPE aúnque no lo conozco personalmente se quién es, es un especimen igual que al que alaba, Paco Frutos, y quién fue Paco Frutos? otro estomago agradecido del sistema que tanto amaron y siguen amando desde que estaban en el PCE, y lo se muy bién porque fuí militante muchos años, que razón tiene ese libro que lleva por título Grandezas y Miserias del PCE, más miserias que grandezas, si el gran comunista José Diaz levantara la cabeza las hostias que os iba a dar serían más grandes que el Vaticano, al que tanbién os poneis de rodillas, y si viviese Stalin imaginaros si es en la URSS.

Anónimo dijo...

Menudo par de hijos de puta el Justiniano y Paquito: los rojos de la Transición, ja, ja. Al basurero con ellos.