lunes, 11 de diciembre de 2017

Dopaje con licencia "made in USA"

A una docena de atletas estadounidenses se les permitió doparse antes de los Juegos Olímpicos de Río, informa The Guardian.


Entre ellos las tenistas, y hermanas, Serena y Venus Williams, así como la gimnasta Simone Biles (foto) que logró medalla de oro olímpica.

Según el grupo hacker Fancy Bear, documentos infiltrados demuestran que "doce atletas estadounidenses participaron en los Juegos Olímpicos bajo circunstancias dudosas".

The Guardian, cita a las tenistas citadas arriba. Concretamente Serena Williams tiene certificados que la autorizan a consumir sustancias clasificadas como dopantes, a saber: oxicodona, prednisona y metilprednisolona. A eso le llaman "dopaje con licencia".

Dicen de la gimnasta Biles que a sus 19 años "ha revolucionado el mundo de la gimnasia artística". Con lo que se metía para dentro, estaría bueno que no lo "revolucionase". 

Al cabo de los años puede que alguna aparezca muerta misteriosamente en su cama. Ya sucedió con otras.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vuestra animadversión hacia Estados Unidos resulta estúpida. Deberían estar orgullosos de ser Occidentales, nada es perfecto y menos Occidente, tampoco lo es Rusia y creo que están ustedes subestimado a Estados Unidos tan sólo por que esta de moda ser antiimperialista. En fin, ustedes están en su derecho de ver el mundo del modo que prefieran, pero les advierto que se equivocan.

Dios bendiga Occidente.

Anónimo dijo...

La impunidad es tan descarada en todos los ámbitos imaginables como reales, en distinto tiempo y época, que su hedor ya resulta axfisiante, esto es nimia impune si echamos la vista atrás xon todos sus crímenes de lesa humanidad y genocidio, desde sus primeras víctimas y legítimos propietarios de su continente y primeros pobladores casi exterminados los nativos americanos, pasando por todo tipo de
genocidio, Filipinas, Vietnam,Japón, Palestina, Irak, Afganistán y larga lista de vulneración de derechos internacionales con wwl unico fin de calmar su sed de sangre y amasar cuantiosas fortunas armamentisticas ademas del robo y pillaje sistemático dw recursos de los países masacrados y los de mas suerte reconvertidos a colonias yankis de mierda progenocidas y capitalistas bárbaras!!

Sebastian dijo...

Para el anónimo anterior.
La animadversión tendría que ser mundial, contra un país imperialista, explotador, asesino y mentiroso.
Quizá tu consideras virtudes todas esas actitudes, pero en un mundo que se pudiera llamar civilizado, un país cuya actitud es el cáncer del mundo, tendría que ser boicoteado por todos los demás países del mundo.
De momento se ha quedado solo en las sanciones a Cuba y en reconocer a Jerusalén como ciudad de Israel .. Y dentro de poco en las sanciones a Rusia , Iran y Venezuela.
Y no saco la lista de guerras y crímenes que han cometido en ellas porque no hay sitio suficiente en la página.
No es una manera de ver el mundo... Es cuestión de principios, de humanismo y solidaridad,fundamentales para que el mundo funcione, pero que tu ignoras.
Y el orgullo de ser occidental (permanecer impasible ante tanto crimen que se comete) es algo en lo que me cago todos los días.

Anónimo dijo...

Lo que resulta estúpido es ver qué alguien escriba este comentario. Lo de la animadversión a EEUU cuéntaselo a los libios, iraquíes, sirios, norcoreanos, vietnamitas, afganos, paquistaníes, latinoamericanos, chinos, serbios...y un largo etc ,que han sufrido la destrucción democratizadora de tu gran querido EEUU, país este que trata incluso a sus "socios" como a verdaderos lacayos, y lo peor de todo es que estos están muy complacidos. Fíjese en Francia, con lo que fue antes de la guerra de Irak...ahora pone el culo en pompa a EEUU.
Está claro que la propaganda occidental(EEUU) funciona perfectamente, solamente hay que ver la gran mayoría de lameculos que existe en este planeta que son incapaces de ver la gran cantidad de tropelías que este ha cometido y comete por todo el mundo y en su propio territorio. CIEGOS, SORDOS aunque desgraciadamente NO MUDOS. Sois legión.