miércoles, 20 de diciembre de 2017

El palanganero de la Merkel perdiendo mercados

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, emplazó al gobierno de Mariano Rajoy a respaldar el actual clima de paz en su país, en lugar de promover sanciones ante la Unión Europea (UE).

En una rueda de prensa en Madrid, el diplomático consideró paradójico que el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, esté impulsando en el seno de la UE medidas punitivas contra la nación sudamericana.

Isea aludió a recientes afirmaciones de Dastis, quien en entrevista con la agencia estatal de noticias EFE anunció que a la vuelta de las Navidades estará lista la relación de venezolanos a los que se congelarán sus bienes o prohibirá entrar en Europa.

A su juicio, lejos de fomentar sanciones unilaterales que siempre mostraron su ineficacia, la administración conservadora de Rajoy debería favorecer con más contundencia el diálogo entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana.

Resulta muy contradictorio que por un lado se apoyen las negociaciones sobre una salida a la crisis en Venezuela y al mismo tiempo se promuevan castigos contra Maduro y su entorno, insistió el jefe de la legación latinoamericana.

'Es un contrasentido que se anuncien sanciones cuando estamos en un proceso de diálogo', remarcó Isea tras subrayar que son muy contados los voceros de la oposición que instigan la violencia y rechazan las negociaciones iniciadas en República Dominicana.

Se congratuló de los avances en esas conversaciones, que se retomarán el 12 de enero.

Esto nos alegra y desmiente las declaraciones de quienes dicen que son diálogos infructuosos, enfatizó.

Para el embajador, la Asamblea Nacional Constituyente, concebida como mecanismo de salida a las crisis y avalada por 8,3 millones de ciudadanos, contribuyó a la estabilidad de su país al derrotar la agenda violenta.

Al margen de sus posiciones ideológicas, los venezolanos demostraron que rechazan la violencia y cualquier intervención extranjera, destacó.

'En ausencia de la Constituyente lo que se vislumbraba era un enfrentamiento fratricida, o una intervención militar extranjera promovida por este -para no utilizar un calificativo estridente- conspicuo y extraño magnate presidente de Estados Unidos', agregó.

Isea llamó a la UE a escuchar la posición mayoritaria del pueblo venezolano y no una sola versión a la hora de decidir eventuales sanciones, porque sería como legitimar a los sectores más violentos de la oposición.

Según su criterio, el club comunitario debe mostrar una mayor comprensión hacia su país y hacia América Latina en general.

Venezuela necesita cooperación, no sanciones, y España puede contribuir a ello por los lazos históricos y culturales que nos unen, concluyó el diplomático.

tercerainformacion.es

1 comentario:

sillero3 dijo...

Es muy común es Expaña ver la paja en el ojo ajeno pero no ver la viga en el propio . Igual marianico y su bufon de exteriores querían distraer la atención de la ue con estas sanciones , para que no les tiren de las orejas a ellos por el juicio en proceso por los discos duros de Genova . A saber que les pasara por esas retorcidas mentes.