jueves, 7 de diciembre de 2017

El "pulso" de Corea a EEUU

A la sombra de la tercera prueba exitosa de Corea del Norte de un misil intercontinental el 29 de noviembre, el Secretario de Defensa Mattis describió la amenaza de misiles norcoreanos como "un esfuerzo de investigación y desarrollo para continuar construyendo misiles balísticos que pueden amenazar en todo el mundo básicamente"

Una Comisión del Congreso advierte que Corea del Norte puede suponer una amenaza mundial, no solo por esos misiles sino también por satélites, dos de los cuales actualmente orbitan alrededor de EE.UU.

Un solo satélite, si está armado con armas nucleares, detonado a gran altitud generaría un pulso electromagnético (EMP) capaz de bloquear las redes eléctricas y la infraestructura crítica para mantener la vida. Representaría una amenaza existencial.

El Dr. William Graham, presidente de la Comisión EMP, testificó ante el Congreso el 12 de octubre de 2017:

"Si bien la mayoría de los analistas están obsesionados con la posibilidad de que en el futuro Corea del Norte desarrolle misiles intercontinentales altamente confiables, sistemas de guía y vehículos de reingreso capaces de atacar una ciudad estadounidense, la amenaza EMP se ignora en gran medida. El ataque  no requiere un sistema de guía preciso porque el área de efecto, que tiene un radio de cientos o miles de kilómetros, es muy grande. No se necesita ningún vehículo de reentrada porque la ojiva se detona a gran altitud, por encima de la atmósfera". 

Dos días después de su prueba con la bomba de hidrógeno, Pyongyang publicó el informe técnico "El poder EMP de las armas nucleares" que describe con precisión un arma "súper-EMP" que genera 100.000 voltios por metro:

"En general, el fuerte pulso electromagnético generado por explosiones de bombas nucleares entre 30 kilómetros y 100 kilómetros sobre el suelo puede dañar gravemente dispositivos electrónicos, máquinas eléctricas y redes electromagnéticas o destruir cables eléctricos y dispositivos de seguridad. Este pulso electromagnético forma un fuerte campo eléctrico de 100.000 voltios por metro cuando se acerca al suelo, y así es como destruye las instalaciones de comunicaciones y las redes eléctricas."

El desarrollo de Corea del Norte de un arma que genera 100.000 voltios por metro es un hito tecnológico más amenazante que el desarrollo de una bomba H.

thehill.com

No hay comentarios: