viernes, 1 de diciembre de 2017

Las 105 críticas a las "tesis de abril de las FARC"

A la redacción de ANNCOL ha llegado el material crítico y sobre todo polémico, elaborado por un grupo de miembros de la dirección del  artido Comunista Colombiano Clandestino (PC3) sobre las "tesis de abril" presentadas por las FARC en abril 2017, para sustentar su trasformación en partido politico legal. Como nuestro compromiso es con la "Gente del Común", las publicamos para que sean ellas quienes den su opinión.

Lo primero que llama la atención de las Tesis es su nombre: Tesis de Abril. En la tradición marxista se entiende por “Tesis de Abril” todo documento que explica por qué hay que dar por finiquitada una fase revolucionaria caracterizada por alguna forma de apoyo a la burguesía “nacional”, “democrática”, “antiimperialistas”, etc., para dar el salto a la fase decisiva de preparación del asalto al poder burgués para destruir su Estado, sea en forma de insurrección armada, en forma de huelga general insurreccional, sea en forma de última ofensiva de la guerra prolonga de guerrillas que asalta al Estado con apoyo de la insurrección urbana o sin él.

Las “Cartas desde lejos” o “Tesis de Abril” escritas por Lenin en ese mes de 1917 explican por qué ha terminado la fase de la revolución democrático-burguesa y debe comenzar la fase de la revolución socialista. Desde entonces, en la teoría revolucionaria, hablar de “tesis de abril” significa que ya llegado el momento de romper las alianzas tácticas con la burguesía “nacional” respetadas hasta ese momento, pero no fracciones de la pequeña burguesía y de las mal llamadas clases medias, y menos aún con el campesinado, para avanzar directamente a la destrucción del poder armado burgués y los fundamentales aparatos estatales, para y extraestatales del capitalismo, instaurando el poder popular y el Estado obrero.

Pero, sin embargo, en el texto que comentamos las “tesis de abril” ya no significan esto sino todo lo contrario: reforzar las alianzas con las fracciones democráticas de la burguesía, como se explica en los Capítulos V y VI, que podemos ver resumido en la Tesis 59 sobre los contenidos básicos de un gobierno de transición. De esta forma, las tesis que aquí comentamos significan lo contrario que las Tesis de Abril de Lenin y que toda la teoría marxista expuesta en ellas y corroborada siempre por la historia de la lucha revolucionaria. Lo lógico hubiera sido que, para seguir dentro de la conceptualización marxista, en vez de “tesis de abril” se hubieran llamado “tesis eurocomunistas”, o “tesis de Podemos y de Syriza”, o “tesis de Allende”, etc.

En el Capítulo I, sobre la crisis, el caos y la superficialidad conceptual es tremendo. La descripción de la crisis actual que se hace en la Tesis 1 no llega al fondo del problema, a sus raíces, sino que se limita a sólo cinco formas actuales ciertas e innegables –crisis socioambiental, energética, alimentaria, sociocultural, y crisis social del mundo del trabajo- pero no se explican de dónde y por qué surgen, cuáles son sus conexiones internas y, sobre todo, qué lugar ocupan en la teoría marxista de la crisis.

Como es sabido, la teoría marxista de la crisis se basa en la dialéctica de cuatro contradicciones esenciales del modo de producción capitalista: la ley de la caída tendencial de la tasa media de beneficio; la tendencia a la sobreproducción, la tendencia al subconsumo, y la tendencia a la desproporción entre la producción de bienes de producción y la producción de bienes de consumo. A su vez, esta dialéctica se agudiza por otras tres contradicciones internas: una, los efectos de la lucha de clases sobre los beneficios del capital; las estrictamente económicas, que tienen su autonomía endógena relativa; y la ley de la competencia interburguesa.


No hay comentarios: