viernes, 1 de diciembre de 2017

Llamamiento a tomar las calles

Los acontecimientos vividos estos últimos meses y que han tenido como gran protagonista al pueblo catalán, han puesto de manifiesto hechos que hasta ahora no eran evidentes para mucha gente:

Que el muro del Régimen del 78 tiene su sostén clave en el PP y en el PSOE, ahora con el apéndice de Ciudadanos. Está integrado por todas las estructuras del Estado, empezando por la Monarquía, continuando con la Audiencia Nacional o el Tribunal Constitucional,fieles continuadores del TOP (Tribunal de Orden Público) que no fueron depurados en la Transición. A esas estructuras se han sumado un sin fin de leyes represivas que se aplican con ensañamiento contra quienes luchan por defender sus derechos.

Que, como bien comprobamos en nuestras carnes, los derechos sociales y laborales recogidos en la Constitución valen menos que papel mojado. Para mayor escarnio sufren recortes sin fin, al amparo del artículo 135, reformado sin referéndum por el PP y PSOE, y por el que, ellos tan patriotas,han liquidado cualquier soberanía a los pies de la Unión Europea.

El pueblo catalán ha visto desaparecer la esperanza de que las oligarquías que gobiernan la Unión Europea diesen cobertura a sus derechos y les amparasen contra la brutal represión desencadenada por el Estado contra el pueblo y sus instituciones. El Régimen heredero de Franco está atizando una vez más el enfrentamiento entre pueblos para aumentar como sea su caladero de votos, intentando tapar el inmenso hedor de la corrupción que afecta a todas sus estructuras, antes del PSOE y ahora del PP, que son diferentes caras de una misma moneda. 

El vacío político actual de potentes organizaciones coherente y firmemente democráticas -con lo que esto significa de oposición clara a la farsa de Transición que aquí nos impusieron- son el mejor caldo de cultivo para el crecimiento de opciones de extrema derecha o claramente fascistas como fuerza de choque del capital en tiempos de crisis.

La ruptura con el Régimen instaurado en 1978, y que como hemos visto permanece en sus estructuras fundamentales, aparece en el primer plano de las tareas políticas de los pueblos del Estado español para lo cual se hace necesario conseguir una correlación de fuerzas más favorable a través de la confuencia en torno a este objetivo y a la consiguiente movilizacion popular.

Por todo ello, porque además es indispensable responder a la brutal represión que se abate sobre el pueblo de Cataluña y que se manifestó de forma salvaje el 1 de octubre, para después arrasar con sus instituciones, encarcelando a sus dirigentes y a la mayor parte del Govern de la Generalitat en aplicación de uno de llos artículos de la Constitución que con mayor fuerza representa la herencia de la Dictadura,

LLAMAMOS A SALIR A LA CALLE EL PRÓXIMO 6 DE DICIEMBRE EN TODOS LOS PUEBLOS DEL ESTADO ESPAÑOL

CONTRA LA CONSTITUCIÓN DE 1978 Y LA MONARQUÍA FRANQUISTA

POR EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS.

POR LA PLENA GARANTÍA DE DERECHOS SOCIALES Y LABORALES.

Enviar adhesiones, indicando nombre, lugar de residencia y dirección de correo a: 

firmantesconfluencia@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En un espectro de 360º olvidar argumentalmente la propia existencia implícita es un imperdonable olvido.
La tortícolis política muestra ese ombligo observado de reojo sin querer própia de las ideas inculcadas en general para neutralizar el libre albedrío y controlar la disidéncia.
Sean no ostante mis respetos para los que, de corazón, crean en estas cosas.

http://kaosenlared.net/confluencia-politica-internacionalista-la-ruptura-regimen-del-78/

Saludos.

Sebastian dijo...

En Barcelona saldremos unos cuantos a animar el cotarro.