viernes, 1 de diciembre de 2017

Los "aliados", a la gresca

No hay aliados que valgan a la hora de robar recursos de otros países. Son lobos en pugna como los calificara Fidel, y a la menor cuestión, por nimia que sea, saltan las chispas de fondo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, respondió a las críticas de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, por haber compartido videos de una política británica de extrema derecha, y le instó a que “se preocupe” por el “terrorismo radical islámico” dentro de sus fronteras. “Theresa May, no te preocupes por mí, preocúpate por el destructivo terrorismo radical islámico que tiene lugar dentro del Reino Unido. ¡Nosotros estamos bien!”, escribió Trump en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

Trump despertó la indignación del Gobierno británico y de muchos sectores en el Reino Unido y Estados Unidos al compartir tres mensajes de una política británica de extrema derecha, en los que se muestran actitudes violentas de supuestos musulmanes. Jayda Fransen, que pertenece al partido sin representación Britain First, publicó videos con títulos como “Emigrante musulmán golpea a niño holandés en muletas”, “Musulmán destruye estatua de la Virgen María” y “Pandilla musulmana lanza a adolescente desde un tejado y le da una paliza de muerte"

“Donald Trump cometió un error al retuitear videos islamófobos de un grupo de extrema derecha británico”, dijo Theresa May.

Las autoridades de Holanda desacreditaron uno de los videos, al asegurar que los dos niños que aparecen son ciudadanos holandeses. Un portavoz de Downing Street, el despacho oficial de May, dijo que “los británicos rechazan de forma abrumadora la retórica llena de prejuicios de la extrema derecha, que es la antítesis de los valores que este país representa: la decencia, la tolerancia y el respeto. Es un error que el presidente (Trump) haya hecho esto”. El portavoz recordó que el partido Britain First busca dividir a la sociedad al usar “narrativas del odio que propagan mentiras y avivan las tensiones”.

A todo esto, el gobierno británico insistió en que Donald Trump cometió un error al retuitear los videos de Britain First. La ministra del Interior, Amber Rudd, repitió que el presidente estadounidense estaba “equivocado” al haberlo hecho como aseguró un portavoz de la propia Theresa May. Pero a pesar de eso, durante una sesión especial de preguntas en el Parlamento por este asunto pedida por un diputado laborista, Rudd admitió pocos segundos después que la relación entre Estados Unidos y Reino Unido es “valiosa” y el reparto de información confidencial entre ambos países es “vital”.

lmneuquen.com

Nota: Curiosamente Theresa May se encuentra de viaje sorpresa por Iraq, un país que se le ha escapado de las manos a EE.UU.

No hay comentarios: