martes, 5 de diciembre de 2017

Nuevo ridículo de la "justicia" española

El juez Llarena (Tribunal Supremo) deja con el culo al aire a la jueza lamela (Audiencia Nacional)

El juez del Supremo Pablo Llarena ha ordenado retirar las órdenes europeas de detención contra Carles Puigdemont y el resto de consellers de la Generalitat que se encuentran en Bélgica. 

"A fin de que Bélgica deje sin efecto la colaboración solicitada en su día y solicitándoles la devolución del formulario. Llarena considera que se deben retirar las órdenes europeas porque está investigando un delito de naturaleza plurisubjetiva dotado de unidad jurídica inseparable, lo que requiere una única contestación para evitar respuestas contradictoria", dicen los de El País para salvar la cara. 

Evidentemente tratan de juzgarle (ahora) sólo por un delito común en ambos países pero ¿en qué situación queda la jueza Lamela que decretó, pomposamente, orden de búsqueda y captura contra Puigdemont y sus consellers?

No hay comentarios: