miércoles, 9 de enero de 2019

La Triple-A se instala en Andalucía

Como era de esperar ni la avaricia rompió el saco (no están los tiempos como para dejar pasar por el lado las golosinas del sillón) ni la sangre llegó al río.Todo quedó en un farisaico fuego de artificio. 

Definitivamente la Triple-A (PP-Ciudadanos-VOX) se "mamandurriará" a Andalucía. Al respecto una nota sobre el quién te ha visto y quién te ve: "No se trata de salvar a nadie personalmente, sino de salvar a Andalucía de la extrema derecha". Con ese comentario,Teresa Rodríguez blanquea a la extrema derecha llamada PSOE. 

Al contrario que otros supuestos anticapitalistas, muchos nunca olvidaremos el terrorismo de Estado y los crímenes de los GAL para nada desmerecedores de los cometidos por los nazis.En España solo hay fascismo.

Y muy poca vergüenza.

Imagen: Representantes de una de las (todas) extremas derechas españolas.


martes, 8 de enero de 2019

La crisis "era historia"

Sé poco, o casi nada, de economía.Pero me preocupa mi bolsillo, no soy tonto.

España debe, sólo al BCE, más de un cuarto de billón de euros, padece, pues, una crisis de deuda ya que no puede pagar semejante cantidad y, para más inri, sale al mercado (ahora menos porque el BCE cortó el grifo ante el disparate que estaba generando) para pedir nuevos  préstamos del orden de 4 mil millones de euros cada vez que lo hace, lo cual no es moco de pavo. Además existe una sobreproducción de bienes que causa excedentes que nadie compra, porque no hay demanda a esos niveles. 

Como no hay consumo, esa sobreproducción se va al garete y los obreros al paro, y un obrero sin trabajo no compra automóviles y después tampoco puede pagar la factura de la luz o el gas y un país con escasa demanda interna, o sólo a nivel de supervivencia, va directo, primero a la deflación y luego a la recesión. 

La crisis que ya se "fue" sigue ahí porque es una crisis de manual de Carlos Marx. Y está sucediendo lo mismo a nivel mundial. 

Desde hace 10 años estoy manteniendo esta posición y avisando sobre los embustes que cuentan los gobernantes de la dictadura española. 

Hoy, hasta el enemigo burgués-fascista español, ese mismo, que decía que la crisis "era historia", comienza a aceptar lo inevitable.

Imagen: Colas del hambre en España.

viernes, 4 de enero de 2019

Una patada en Patarei

Veo un documental sobre la cárcel de Patarei ubicada en Estonia que lleva años abandonada y aún así te cobran 3 euros por visitarla (estos capitalistas...).

En ese lugar los soviéticos encerraron a los colaboradores nazis durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente a los fascistas que pretendían subvertir el sistema soviético. 

La descripción que hicieron los comentaristas era terrible. Lejos de toda profesionalidad, enfatizaban constantemente de manera apocalíptica. En sus rostros se reflejaba el odio anticomunista, especialmente en el de una mujer pelirroja que se presentaba como "historiadora" y a la que solo le faltaba terminar sus filípicas con un Heil Hitler. 

En una de esas estaban, gesticulando como psicópatas, diciendo que los presos sólo disponían de agua fría y no tenían calefacción, cuando se les coló, como patada en la boca, una imagen de los calabozos en la que podía verse perfectamente  un sistema de calefacción central basado en agua caliente.

Mami, yo quiero ser comunista, no embustero. Ni fascista. Ni nazi.

Y me gustan los Gulags como al enemigo le gusta Abu Graib y Guantánamo, por ejemplo.

No puedo citar las cárceles secretas de exterminio que EE.UU. tiene en Europa porque los "demócratas", aún reconociendo su existencia, no han tenido a bien servirnos ni una sola imagen.