martes, 26 de febrero de 2019

El jueves comienza el Carnaval de Cádiz

En mi opinión, y también en la de muchos autores, el Carnaval de Cádiz se encuentra paralizado desde hace demasiado tiempo, estancado siempre en lo mismo. Si bien hay de todo como en botica, igual vemos críticas interesantes, pero todas dentro de un orden, como también insultos contra otros pueblos del Estado español.

Hubo una vez que el Carnaval dio un gran salto adelante pero ahí se quedó. Desde el autogolpe de Estado del 23-F de 1981 estamos esperando que dé otro: el del compromiso revolucionario y su apuesta por la ruptura democrática lo digan cantando en serio o entre risas, da igual.

Quizás pueda verse algo de eso de manera minoritaria en alguna estrecha calle de la ciudad, casi de forma subversiva pero en el Concurso Oficial ya es otro cantar (nunca mejor dicho): ahí puede ser peligroso. 

El Carnaval sabe que España es una dictadura. Pero el miedo es libre. 

Y el miedo no es Carnaval.

domingo, 24 de febrero de 2019

Al hilo del concierto de Cúcuta

De los más significados por sus posiciones reaccionarias en el concierto de Cúcuta me quedo con dos supremos posmos-fascistas: Miguel Bosé y Juanes aunque ninguno de los participantes desmereció en sus posiciones pro imperialistas porque hoy si no loas al fascismo, no comes.

Cuando el concierto de La Habana de hace 10 años, el primero de los dos intentó engatusar a los habaneros con su falsa libertad, sin éxito alguno porque allá se respira libertad desde 1959. En cuanto al Juanes de las camisas negras fascistas italianas, terminó su actuación bramando "Viva Cuba Libre" también con aviesas intenciones y dando vivas a "Silvito el Libre", hijo de Silvio Rodrguez convertido hoy en un despojo humano que malvive en Florida. 

Ninguno de los dos logró su objetivo. 

Son perdedores del fascismo.

Pobre del cantor de nuestros días que no arriesgue su cuerda por no arriesgar su vida. 


martes, 5 de febrero de 2019

Felipe González Márquez

Felipe González Márquez, dicen que Señor del Terrorismo de Estado, implora por las esquinas la apertura de un corredor humanitario en Venezuela donde entre cajas conteniendo ayuda, otras llevarían armas y los voluntarios civiles serían paramilitares asesinos.

Felipe González Márquez, dicen que Señor del Terrorismo de Estado, quiere un corredor, no quiere que aviones de la Cruz Roja con personal REAL de esa organización lleve ayuda al aeropuerto de Caracas, que no salgan de él, que terminen y que se embarquen de nuevo de vuelta, todo ello bajo el auspicio y vigilancia de países como Rusia, Bolivia o Cuba.

Felipe González, dicen que Señor del Terrorismo de Estado, no quiere reconocer que no hay una crisis humanitaria en Venezuela , que existe una crisis política y económica inducida fundamentalmente desde fuera, más concretamente desde la Casa Blanca. Él quiere que le abran un frente de guerra y que las FANB se queden de brazos cruzados y diciendo "Pasen, pasen Uds."

Pero ¿que otra cosa se puede esperar de quien, dicen, fue jefe de una banda que asesinó, secuestró y torturó hasta la muerte en España?