sábado, 6 de julio de 2019

Asere, tú no has visto nada

Caminamos La Habana. Nos cae la noche. Mi compadre y yo en Prado. Pasamos ante un local público. Sale música. La gente baila y ríe.Me da el impulso de entrar. "Ahí, no" me dice el ambia. ¿Por qué no?, inquiero. Son gente de barrio, es su respuesta. Me encojo de hombros. 

Pienso en lúmpenes. El de otros lugares del mundo, mientras recuerdo el librito "Isla de Negro". Qué incisivos son los cubanos, me digo. Hasta mi compadre. Asere, tú no has visto nada, pienso porque me faltó valor para decírselo.Las grandes amistades hay que cuidarlas siempre.
 

No hay comentarios: